viernes, 8 de enero de 2010

LA REINA ESTER



Se va acabando el invierno en Israel, y los primeros soles y flores anuncian la llegada de la festividad Purim, el "carnaval judío".

Los peregrinos que llegan a Tierra Santa en esta estación del año se sorprenden al saber que ni judíos ni árabes conocen las fiestas de carnaval. No sabemos con exactitud el origen de este nombre. Acaso derive del latín "carnem levare", es decir, "quitar la carne", por el hecho de que en tiempos pasados estaba prohibido comer carne desde el principio de cuaresma hasta Pascua. Otros piensan que tiene origen en una fiesta pagana que se celebraba en Roma en honor de Saturno. En el curso de esta fiesta hombres y mujeres, disfrazados y vestidos con atuendos estrafalarios, recorrían las calles de la ciudad sobre un carro en forma de nave, el "currus navalis", cantando cánticos obscenos. Trasgredían además las normas propias de la vida social y ridiculizaban los poderes religiosos y civiles de la época. De todos modos, la cultura oriental no conoce cosa semejante.
EXISTE ENTRE LOS JUDIOS, sin embargo, una fiesta alegre, festiva, llamada purim, pero con significado diverso del carnaval. Purim significa literalmente "las suertes", o sea, el cambio de las suertes. El origen de esta fiesta se enlaza con los hechos ocurridos en el libro de Ester "la biblia"(antiguo testamento). Ester es el nombre persa de la heroína judía y significa Estrella, mientras que el nombre hebreo de Ester es Hadassah, término derivado de la palabra hebrea mirto. ¿Por qué la heroína judía cambió su nombre hebreo por el persa Ester? Los sucesos narrados en el libro de Ester son bien conocidos. El rey persa Asuero destituye a la reina Vasti, caída en desgracia, y acto seguido envía emisarios por todas las provincias del imperio para que le buscasen "las muchachas vírgenes más hermosas" (Est 2,3). Fue elegida reina una joven huérfana de raza hebrea llamada Hadassah, adoptada por su tío Mardoqueo. Pero la joven reina "no había dicho de qué raza era ni a qué familia pertenecía, porque Mardoqueo se lo había prohibido" (2,10). El secreto duró hasta que ella misma lo reveló con el fin de deshacer las intrigas del impío Amán, ministro del rey, que había determinado exterminar a todos los judíos del imperio "el día 13 del duodécimo mes, el de Adar" (3,13). Esta fecha, en cambio, marcó la ruina de Amán, cambió "las suertes".
L medida de Dios, había dispuesto que la elevación de Ester a reina serviría para salvar a su pueblo del exterminio total. ¿Se trata de una historia? De todos modos la Biblia cuenta también cómo Moisés intercedió en el Sinaí en favor de su pueblo. En efecto, después de haber pecado, adorando el becerro de oro, el Señor quiso castigar a todo el pueblo israelita. Moisés respondió al Señor: "Te ruego que perdones su pecado, si no lo haces bárreme del libro donde tienes inscritos a los tuyos" (Ex 32,32).
En el caso de Ester, quien salva al pueblo es una mujer. Durante tres días y tres noches Ester ayunó y oró por su pueblo, cubriendo la cabeza con polvo y pidiendo también al pueblo que ayunase. Al tercer día Ester pasa a la acción. Se presenta al rey, "aun en contra de su orden y si he de morir, moriré" (4,16). La heroína judía renuncia a su vida de lujo y esplendor para compartir la suerte de su pueblo calumniado y perseguido.


EL RECUERDO DE ESTER permanece vivo hasta el día de hoy en Israel. En 1909 llegó a Tierra Santa una joven judía americana, Enriqueta Szold, acompañada de su madre. Las dos quedaron muy impresionadas de las precarias condiciones higiénicas en las que vivía la población en Palestina. Vueltas a su patria Enriqueta fundó una organización para elevar el nivel sanitario y educativo de las mujeres judías. Al año siguiente dos enfermeras de la nueva organización desembarcaron en Tierra Santa y se dedicaron a erradicar las enfermedades endémicas del país: el tracoma, la disentería, la fiebre tifoidea, la malaria y la tuberculosis. Hoy, en la zona de Ain Karem, se eleva el renombrado hospital Hadassa, perteneciente a la organización del mismo nombre. Esta organización fue fundada el 24 de febrero de 1912, exactamente en la fiesta de Purim.


LA SAGRADA ESCRITURA recuerda la belleza de Ester, pero celebra sobre todo su solidaridad con el pueblo exiliado, humillado y abandonado casi de Dios. Esta Ester que ora y obtiene la salvación de su pueblo, nos evoca otra figura de mujer e hija de Sión: María. María es la única criatura no tocada de pecado, pero su corazón fue traspasado por la espada del dolor. María es la Madre de Jesús y Madre de todos nosotros aunque Cristo solamente fue quien reposó en su regazo... Si Él es nuestro, debieramos estar en su lugar; ya que donde Él está debemos estar también nosotros y todo lo que Él tiene debe ser nuestro, y su madre es también nuestra madre. Mujer, he aquí a tu hijo, y tú, he aquí a tu madre. (Juan 19, 26-27)



María es asimismo conocida como: "Estrella de los Mares" o "Estrella del Mar" (Stella Maris). Dicho nombre procede de la interpretación de un pasaje del Antiguo Testamento, primer libro de los Reyes, 18:41-45.














"CUENTO SOBRE LAS FIESTAS DE PURIM"


“Había una vez, en una ciudad de Persia llamada Shushán, un rey llamado Ajashverosh (Asuero). Ajashversoh (Asuero) estaba casado con Vashti. Un día, mandó Ajashverosh(Asuero) a llamar a Vashti, pero Vashti se negó a venir. El rey se enojó con la mujer y decidió casarse con otra. Ajashverosh (asuero) ordenó traer a las mujeres más bonitas del imperio para que el pueda elegir a su futura reina.
Mordejai (Mardoqueo) tenia una sobrina muy linda que se llamaba Ester. Mordejai (Mardoqueo) insistió para que Ester se presente en el concurso que había organizado el rey Ajashverosh (Asuero). Ester se presento y Mordejai (Mardoqueo) se quedó cerca del palacio de Ajashverosh (Asuero) para observar que nada malo le ocurra a su sobrina. Una noche, mientras estaba Mordejai (Mardoqueo) cerca de la puerta del palacio, escuchó a dos sirvientes del rey que estaban planificando un complot en contra del rey Ajashverosh (Asuero). Inmediatamente, comunicó ésto Mordejai (Mardoqueo) a su sobrina Ester, que mandó a decir al rey por medio de uno de los sirvientes que se planificaba contra él un complot. Ajashverosh (Asuero) ordenó una investigación profunda y descubrió que era verdad.
Cuando el rey Ajashverosh (Asuero) vio por primera vez a Ester, se enamoró y pidió que ella sea su reina. Más adelante, nombró a uno de sus ministros, de nombre Hamán, como el más importante de los ministros. Hamán odiaba a Mordejai (Mardoqueo) por su astucia y porque había revelado el complot. Un día convenció Hamán a Ajashverosh (Asuero) de exterminar a todo el pueblo de Mordejai. (Mardoqueo) el pueblo judío, y convenció al rey Ajashverosh (Asuero) de despertar su desconfianza contra el pueblo judío. Hamán echo suertes y decidió que la fecha en que se produciría la destrucción del pueblo judío seria el 13 de Adar. Hamán envió cartas a todas las provincias y ciudades del imperio para que cumplan con sus designios.
Mordejai (Mardoqueo) se enteró de los propósitos de Hamán y pidió a la reina Ester que convenza al rey Ajashverosh (Asuero) que no siga con este plan. La reina Ester ayunó y luego fue a visitar al rey Ajashverosh (Asuero) para invitarlo a él y a Hamán a un banquete. En el banquete reveló la reina Ester los propósitos de Hamán. Ajashverosh (Asuero) se enojó mucho y mandó colgar a Hamán. El decreto que Hamán había enviado a todas las provincias del imperio fue revocado y, en su lugar, los judíos de todo el imperio se defendieron de sus enemigos. El día 13 de Adar, en lugar de acontecer un desastre para el pueblo judío, fue un día en que los judíos vencieron a sus enemigos bajo la conducción de Mordejai (Mardoqueo) y de la reina Ester y fueron ejecutados los enemigos de Israel, entre ellos, los hijos de Hamán, que eran parte del plan de su padre.


Desde entonces y hasta hoy, se festeja en todo el mundo judío la fiesta de Purim, por la victoria de los judíos sobre nuestros enemigos, por la astucia de Mordejai (Mardoqueo) y por la belleza e inteligencia de Ester.”



"ESTER ES LA REINA DE LA FIESTA"


"LAS FIESTAS DE PURIM"

Se va acabando el invierno en Israel, y los primeros soles y flores anuncian la llegada de la festividad Purim, el "carnaval judío", cuando los judíos se encuentran entre sí, y con otros carnavales.
Adar es uno de los meses hebreos más alegres, es el mes que nos anuncia que el invierno está pasando, y al comenzar trae consigo múltiples sorpresas: nos ofrece tanto Oznei Hamán para saborear como disfraces de todos los tipos y tamaños, mishlojei manot de colores y dulces diversos, fiestas y bailes en todo el país. El mes de Adar nos trae el Purim.
Purim, el "carnaval" judío, es un singular punto de encuentro entre el mundo religioso y el mundo laico, entre lo tradicional y lo nacional. Tiene por efecto aliviarnos de las angustias del invierno y anticiparnos la dulce proximidad de la primavera y de las cercanas vacaciones de Pésaj.
¿A qué se debe que esta fiesta sea tan particular con respecto al resto del calendario hebreo?
¿Qué características comunes tiene Purim con otros festivales carnavalescos de las culturas mediterráneas?
¿Cómo se reflejan estas características singulares en la forma de festejar Purim en el Israel moderno?
La historia que evocamos en Purim es la salvación del pueblo hebreo de los malos designios del consejero Hamán en tiempos del rey Asuero. La heroína de esta historia es la reina Esther, la esposa judía del rey que con su gran valentía y audacia logra cambiar el destino del pueblo judío en Persia y asegurar su persistencia. Esta historia está narrada en la meguilat Esther, un texto que se lee en las sinagogas la noche de Purim. El núcleo de lo que se festeja en Purim desde la instauración de la festividad hasta el día de hoy es la salvación del pueblo en tiempos de Assuero. A través de los años se le ha agregado en el imaginario popular otro significado mucho más amplio: la salvación del pueblo judío de las manos de todos los enemigos que han intentado su exterminio total a lo largo de la historia.
Curiosamente, algunos elementos específicos de Purim pueden ser reconocidos en festivales que encontramos en diferentes culturas, las fiestas que conocemos con el nombre de carnaval.
Regocijarse y alcoholizarse
A diferencia del resto de las fiestas establecidas en el calendario hebreo, que muchas veces se asocian a restricciones más o menos severas de la conducta privada y pública, una de las características de esta fiesta es que el precepto fundamental es el de regocijarse, y acerca de este regocijo se ordena que sea cumplido sin limitaciones, sin condiciones preestablecidas. La trasgresión de algunas normas usuales de la vida comunitaria es la ley de Purim. El alcohol y el disfraz son expresiones de este precepto. El hecho de que se permita exceder los límites establecidos habitualmente posibilita que se establezca un punto de encuentro entre lo tradicional y lo laico, entre el mundo religioso y el mundo secular. Este punto de encuentro habilita el acceso de la sociedad secular al festejo establecido por la recordación religiosa, convirtiéndolo en una fiesta nacional. El pueblo todo es salvado y el pueblo todo tiene lugar en la manifestación de su alegría y en la resignificación de los motivos del festejo. Las formas son comunes, los disfraces y las comidas llegan a todos los niveles sociales aunque manteniendo ciertas diferencias según los distintos grupos. Purim es una fiesta judía y es una fiesta nacional, no es una fiesta sectorial sino que desde su naturaleza singular da lugar a todos los grupos sociales.
Uno de estos puntos de conexión entre lo religioso y lo secular, así como entre Purim y los carnavales de las demás culturas, es la costumbre de disfrazarse como expresión de alegría y libertad. El disfraz, encarado como elemento de regocijo, de creatividad y de diversión es la manifestación de la centralidad de la alegría en esta fiesta.
Así como el mundialmente conocido carnaval de Venecia es famoso por la gran variedad y calidad de las máscaras, y el carnaval de Brasil por la organización masiva en torno de temas especiales y desfiles pautados cuidadosamente, en Israel, al acercarse Purim empiezan a llenarse los negocios de disfraces de todo tipo, pero las dimensiones del festejo son más individuales y acordes con el estilo informal del país.
A pesar de que hay siempre disfraces diseñados con gran creatividad y que se renuevan año a año, hay preferencias más tradicionales como los de las niñas disfrazadas de Reina Esther que participan en concursos escolares sobre cuál es la reina Esther más linda del año. También los hay más modernos: el del primer ministro de turno, sus ministros, los enemigos del Estado de Israel, Bin Laden o Saddam Hussein hace algunos años, el siempre presente Arafat o algún otro líder mundial lamentablemente de turno en la galería de los enemigos reales o imaginarios. En el repertorio de caracterizaciones de moda suelen aparecer figuras renombradas del mundo del cine o la televisión, o personajes de programas televisivos de gran audiencia e impacto popular. Por ejemplo, este año, una figura surgida de uno de los programas humorísticos más calientes del momento, Luba, la cajera inmigrante de Rusia del supermercado, es el disfraz más requerido en esta edición de Purim.
Niños, adolescentes y adultos se sienten estimulados a elegir el disfraz preferido y lucirlo en las distintas fiestas que se organizan en Purim. Pero si alguien no tiene deseos de disfrazarse también puede participar del festejo llevando alguna máscara con alguna pluma, algún juguete ruidoso (matracas, silbatos), un sombrero gracioso o simplemente algún elemento aislado y grotesco en su maquillaje con el cual presentarse el día de Purim a trabajar. No hay persona a la que Purim le pase desapercibido.
Comiendo al enemigo
Porque, aunque no hubiéramos optado por un disfraz, seguramente ya hemos alcanzado a saborear algún Ozen Hamán: un triángulo de masa dulce relleno de pasta sabrosa. Desde el final de Jánuca ya podemos observar en los estantes del supermercado los primeros Oznei Hamán invitándonos a comerlas. Acercándonos más a la fiesta encontramos una mayor variedad de Oznei Hamán. Las hay de varios gustos, las más tradicionales rellenas de semillas molidas de amapola, de chocolate o de dulce de dátiles. Las más sofisticadas son de nueces o manzana y los gustos nuevos de estos últimos años, de dulce de leche o de romero con nueces. Las hay en caja de plástico o de en bandeja de panadería. Forman parte de las canastas de regalo y de la mesa familiar del desayuno, las venden con el café en las estaciones de servicio y las reparten en las escuelas. En fin, estamos todos invitados a dejar las galletitas de bajas calorías de lado y empezar a llenar nuestras barrigas trasgresoras con Oznei Hamán.
Tanto Purim como el carnaval son festejos con características comunes a otras fiestas tribales. Encontramos en casi todas las culturas el elemento temático de matar y comer simbólicamente al enemigo. Una de las formas de liberarse de las angustias invernales relacionadas con la oscuridad de la estación, el frío y el encierro es depositar todo lo negativo en ese ancestral enemigo, aquel cuya derrota significa la supervivencia, el valor y la fuerza. La euforia de la fiesta se traduce, entre otras cosas, en destruir físicamente al enemigo y apoderarse de él. Comerlo, comer parte de su cuerpo (las orejas) responde a esta reparación simbólica.
Otro precepto tradicional de Purim es el de obsequiar paquetes de dulces (mishlojei manot). Cada año, estos paquetes adornados con infinitos colores, de diferentes cajas, tamaños y precios, son exhibidos tanto en los grandes supermercados como en los negocios de golosinas o kioscos más modestos varias semanas antes de comenzada la fiesta, muchas veces el envase incluye una invitación al disfraz: una máscara humorística. Tanto religiosos como laicos acostumbran en esta fecha enviar a sus amigos y familiares estas golosinas ordenadas en hermosas canastas o en cajas artesanales.
El reparto masivo de dulces es un elemento que encontramos también relacionado con el carnaval y los disfraces en diferentes culturas. En muchas ciudades italianas en la Edad Media se acostumbraba a arrojar durante el desfile del carnaval confites, pequeñas pastillas de harina, muchas veces azucaradas que con el correr de los tiempos dieron lugar al papel picado. En el Halloween de la tradición norteamericana los niños disfrazados recorren las casas y reciben dulces. En Purim es un precepto obsequiar mishlojei manot.
Desfiles, música, bailes y alcohol son elementos inseparables del carnaval en todos los países y también forman parte de Purim. En Israel se organizan, en la semana en que cae la celebración, infinitas fiestas en colegios, clubes, pubs y discotecas. Fiestas para chicos y fiestas para grandes, fiestas universitarias y fiestas barriales, fiestas para observantes y fiestas para laicos. Como fue dicho antes: la regla es el disfraz y (para los más grandes) el alcohol. La música es variada, desde música (preferiblemente klezmer) para el religioso, hasta música latina, trans, disco, o la que esté de moda, para el estudiante: a Purim también le ha llegado la globalización. Y otra característica común, la elección del mejor disfraz de la noche y, por supuesto, de la Reina Esther más bonita, convirtiendo a Esther no sólo en la heroína de esta historia sino también en la reina de la Fiesta.


Diccionario:
Oznei Hamán: literalmente "orejas de Hamán", galletas típicas de Purim.
Mishloaj Manot: canastas o cajas de golosinas que se intercambian en Purim a modo de regalo.
Klezmer: música jasídica alegre.

OH SI ISRAEL VOLVIERA A SUS RAICES ?
No solo el ejemplo de la reina Ester.sino el de Noe Daniel y Job,permanecieran el corazon de Israel,quizas muchos de sus problemas se hubieran evitado.Las promesas del Señor.permanecen,para siempre. "Si se humillare mi pueblo y se convirtieren de sus malos caminos, entonces Yo oiré desde los cielos y perdonaré sus pecados y sanaré su tierra. Mas que fiesta cilicio, mas que arrogancia, arrepentimiento....

1 comentario:

  1. Hola Iris:
    he pasado a saludarte y desearte bendiciones para este nuevo año,que tus ilusiones cada dia se vean cumplidas y darte las gracias por este hermoso blog.Recibe mi cariño Victoria

    ResponderEliminar