martes, 1 de junio de 2010

LA SENDA DE LA VICTORIA Y LOS MILAGROS



La alabanza te trae a Mí presencia. crea una estrecha proximidada entre tu espíritu y el Mío. te hace sentir Mí amor y ver todo como Yo lo veo con más facilidad.
La alabanza es la voz de Fé. Cuando me alabas reconoces que solo Yo Soy capaz de resolver tus problemas y declaras tu confianzas en que Yo lo haré.
La alabanza abre la puerta de la dimensión espiritual. Te eleva por encima del ámbito material y sus circunstancias y te transporta al mundo espiritual, donde Yo gobierno todo y todo es posible.
La alabanza también es provechosa para tu espíritu. Cuando piensas en lo bueno y hablas de lo bueno, todo lo que te rodea se vuelve bueno.
Si te pones a alabarme aún sin tener ganas, se te eleva el espíritu y al poco tiempo te viene un deseo natural de hacerlo. Yo siempre Bendigo y premio la alabanza.
Tus alabanzas ayudan incluso a quienes te rodean. Les levantan el ánimo y les infunden Fé y confianza en Mí.Generan entusiasmo y optimismo.
Cuando me lo encomiendas todo a través de la alabanza, tu Fé aumenta de manera exponencial. Es un principio espiritual que siempre da resultado.




DÉJAME LLEVAR TU CARGA

Estas cargas son excesivas para tí. son para que yo las lleve. Lo hice así para que te dieras cuenta que tienes necesidad de Mí y para que, al aprender de Mí estrecharas tu relación conmigo. Yo te sacaré adelante si me encomiendas todas tus inquietudes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada