lunes, 24 de mayo de 2010

DIOS BENDIGA EL FUTBOL

ENegritastadio de Freiburg Alemania


El arzobispo de Ciudad del Cabo, Thabo Makgoba, dio a conocer la oración para el Mundial de Sudáfrica 2010
JOHANNESBURGO, Sudáfrica (24 de mayo).- "Pidamos a Dios que bendiga el Mundial", dijo el arzobispo de Ciudad del Cabo, Thabo Makgoba, durante la presentación de una oración especialmente compuesta para el torneo de fútbol que espera popularizar.
La oración, traducida del inglés, dice:


-o-o-o-o-o-o-o-

"Bendice Dios el Mundial 2010

bendice a quienes compiten y a quienes lo siguen

bendice a los anfitriones y a los visitantes

y ayuda a todos los que aman este precioso juego

a crecer en el amor que nos has dado. Amén".



















"Es una oración corta y simple que es fácil de aprender", explicó Makgoba en un comunicado difundido por la Oficina del Arzobispo Anglicano de Ciudad del Cabo, en el que anima a todos los creyentes a rezar con él diariamente durante las próximas semanas.
"Pedimos por el bienestar de todo aquel que de algún modo esté asociado al Mundial de la FIFA 2010: jugadores, espectadores, sudafricanos como nación organizadora y cualquiera que viaje aquí", añadió al recordar que el Mundial, aparte de los Juegos Olímpicos, es el espectáculo deportivo más seguido del planeta.
"Sabemos por experiencia que el deporte es potencialmente un tremendo catalizador del bien. El deporte puede aunar a gente de diferentes razas y religiones, construir la confianza de los jóvenes y promocionar la cohesión social", explicó.
Este es, según el arzobispo, el principal legado que puede dejar el Mundial en Sudáfrica, más allá de las mejoras de las infraestructuras o los beneficios económicos.
El arzobispo, que tiene entradas para el Argelia-Inglaterra del 18 de junio, aprovechó para mostrar su apoyo a la selección sudafricana: "Sé que tengo que decir: 'que gane el mejor', pero en mi corazón espero que los 'Bafana Bafana' demuestren ser los mejor.

Bilder kugel: Dieter

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada