sábado, 29 de mayo de 2010

Mecánica de la fé


Si una fé no mayor a un grano de mostaza puede mover una montaña ( MATEO 17:20), probablemente consideras microsocópica tu fé, dado que no tienes indicios de que tus súplicas sean respondidas. se que eso puede resultar descorazonador, pero no debería impedirte que obre un milagro cuando te haga falta.
Hay un par de cosas que debes saber acerca de la fé. primero que no es una virtud que puedas alcanzar u obtener por tu cuenta, sino un Don de tu Padre Celestial. Segundo, que necesita, al igual que un músculo, alimento y ejercicio para desarrollarse.
El alimento espiritual lo proporciona la lectura y asimilación de la palabra de Dios. Y la fé se ejercita poniéndola en acción. Así que nútrela y cultívala todos los días mediante tus oaciones y acciones.
No hay que esperar a tener una fé bien robusta para empezar a recibir mi asistencia. si necesitas resultados inmediatos pero consideras que te falta fé para obtenerlos, pídeme que aumente tu fé . Sé que como el hombre de la Biblia que me rogó para que sanase a su hijo sordomudo, tenía sobrados motivos para dudar que algo fuera a cambiar. Y en efecto dudaba. Sabía que su fé era débil. Así que cuando le pregunté si creía que yo podía sanar a su hijo, respondió: "Creo, Señor; ayuda mi incredulidad". Apenas confesó su insuficiencia y me pidió ayuda, obtuvo así la fé como el milagro. Y Su hijo se curó en el Acto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada