viernes, 27 de agosto de 2010

EL ASCENSO HASTA LA CUMBRE



Lo escarpado del terreno no hace desistir a un montañista decidido; al contrario el se complace en el reto que supone. Nada lo disuade de seguir adelante hasta alcanzar la cumbre. ninguna adversidad lo hace volver atrás. cuando ve las espinadas paredes que tiene por delante, no se fija en el peligro, sino en los puntos de apoyo y en los estrechos salientes rocosos que lo llevarán a la cima. No lo desanima el rigor del entorno ni el desgaste que le produce el esfuerzo de la subida. la sola idea del triunfo lo impulsa a seguir avanzando y trepando.

Si bien la vida presenta muchos obstáculos, piensa que cada uno que superas es uno menos que queda por delante. Cuando el camino se torne difícil, apóyate en Mí. Dejáme tomar la delantera y guíarte en el ascenso por las escabrosas laderas. Yo conozco los lugares peligrosos y sé como sorteartelos. Juntos superaremos cada obstáculo, juntos alcanzaremos la cima, juntos plantaremos la Bandera de la Victoria. ¡Sígueme!

Jesús de Nazaret


Las bienaventuranzas

1 Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.
2 Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:
3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
7 Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
10 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada