jueves, 24 de febrero de 2011

Para ser Feliz y sentirte Bien


El secreto de la felicidad, está en nosotros mismos, nosotros tenemos la clave para poder ser felices, y ésto podremos conseguirlos sólo si estamos bien con nosotros mismos y somos felices con lo que tenemos, hay un par de frases que me encantan ” El éxito consiste en tener lo que se desea, la felicidad en disfrutar de lo que se tiene” y ” El éxito no es la llave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito.”

La felicidad es algo que todos queremos alcanzar. Desafortunadamente, muchas personas nunca alcanzan la felicidad que desean. Pero, antes de empezar, debemos saber que la felicidad es nuestra responsabilidad. No puedes culpar a nadie si tú no eres feliz, tú tienes que decidir ser feliz por tí misma. Hay beneficios incalculables al ser una persona feliz. Si eres feliz, tu sistema inmunológico es más fuerte, tienes menos problemas de salud y vivirás más tiempo.

¿Cómo conseguimos esto?
No te compares con los demás: primero no te hará ningún bien, no podrás ser feliz si ésto lo haces a menudo, tú eres única y como única que eres, eres especial, sólo tienes que confiar en tí, en tus posibilidades y luchar por lo que quieres.

Se agradecida: Tendemos a olvidar que la felicidad no viene como resultado de obtener algo que no tenemos, sino que viene, cuando apreciamos lo que tenemos. Esa es la clave, valorar lo que nos rodea ya sean familiares, amigos, conocidos…esa gente que nos rodea y nos hace felices. A veces estamos tan acostumbrados a la gente que nos rodea que nos olvidaos de darles las gracias por estar ahí. No esperes a decirles un te quiero, un gracias, un te echo de menos… nunca sabes cuando van a desaparecer esas personas de tu vida y cuando desaparezcan será demasiado tarde para comunicárselo…no permitas que eso pase.

Ayuda a quien lo necesite: dar es una clave esencial para la felicidad, aunque a menudo pensamos que somos más felices cuando recibimos, la verdad, es que somos más felices cuando damos.

Pasa más tiempo con tus seres queridos: las relaciones nos dan más felicidad que cualquier otra cosa material en el mundo.

Sonríe: Sonreír es de las cosas más simples de hacer, y sin embargo tiene un gran efecto.

Escucha: Te sentirás más feliz, no sólo mediante la comprensión de tí mismo, sino también siendo empático y escuchando a la gente de tu alrededor.

No juzgues a los demás: deja que cada uno se labre su propio destino, que hagan con sus vidas lo que quieran, no les juzgues, simplemente intenta comprenderlos y busca su lado positivo. No puedes cambiar los comportamientos de la gente de tu alrededor, pero sí los tuyos.

Perdónate: seguramente hayas cometido errores como lo hemos hecho todos, pero has de perdonarte, no somos perfectos, lo único que hay que hacer es aprender de ellos.

Perdona a los otros: no perdonar, sólo te hará más daño, no vivas con ese sufrimiento, líberalo y perdona, recuerda que vida no hay mas que una, no las desperdicies con rencores. Perdonar es la más bella forma de amor.

Debes aceptarte: puedes tener algunos rasgos de tu personalidad que no te gustan, tan sólo tienes que ser consciente de ellos e intentar cambiarlos si con ello vas a ser alguien mejor. Eres único, y debes de estar agradecido por ello. Debes saber hacer frente a tus problemas y aprender siempre de ellos.

Se optimista: la felicidad es a menudo un resultado de emociones positivas. El optimismo es el éxito deseado que está más ligado a la felicidad.

Haz ejercicio, con el ejercicio producimos endorfinas y éstas actúan como estabilizadores del ánimo y alivian el estrés. Cuando estas hormonas se liberan en nuestro cuerpo nos sentimos mejor. La ciencia nos dice que la felicidad es una reacción química en el cerebro.

Rodéate de gente feliz: la felicidad es contagiosa.

Acepta tus emociones: acepta tus emociones ya sean tristeza, miedo, ansiedad… como una parte natural de la vida, rechazar nuestras emociones ya sean positivas o negativas, conduce a la frustración y a la infelicidad. Cuanto más intentes luchar contra ellas más se apoderará de tí ese sentimiento.

Siempre ten Fè: se llama fe a la confianza que tenemos en el cumplimiento de algo, a la certeza de alcanzar un objetivo. Esta fe nos infunde una especie de lucidez, que hace que veamos con el pensamiento el término hacia el cual nos dirigimos y los medios de llegar hasta él. De manera que el que la posea marcha, por así decirlo, sobre seguro. En uno y otro caso puede conducirnos a realizar grades cosas.

La Fè crea confianza, nos da paz mental y libera al alma de sus dudas, de las preocupaciones, la ansiedad y el miedo.

La Fè, da alegria, esperanza y satisfacciòn; Tenemos Amor, Exito y Felicidad

(Mateo, 17: 14 a 20)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada