domingo, 9 de octubre de 2011

SI TE HAN HERIDO







Ven a mis Brazos ahora . Estos brazos nunca te harán daño. Estos brazos estan para defenderte. Son fuertes para proteger. Y a la vez tiernos para tranquilizar y curar. Seguirán entregandote cariño. Pase lo que pase. Siento mucho que te hayan tratado mal, y deseo sanar tus heridas.Anhelo facilitarte el cuidado amoroso, que ansías y mereces.
Mi amor nunca te fallará. Si vienes a mí y me permites ser tu fiel amor, cuidaré de tí nunca te decepcionré. Te dispensaré el consuelo y el amor que nesecitas en medida en que te acerques a Mí por medio de la oración, de la lectura de mi palabra y escuchando en tu corazón. Te amo y no quiero verte sufrir. Aunque los amores terrenales fallen, Mí amor nunca te defraudará. Ven a mis brazos ahora. En ellos encontrarás el amor y comprensión que ansías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada