sábado, 26 de noviembre de 2011

Mi pueblo fue destruido porque le falto conocimiento. Oseas 4:6

Los matrimonios, relaciones de amistad y negocios son destruidos por falta de conocimiento entre las diferencias del hombre y la mujer que además los hace únicos. Si bien "Él Hombre es la medida de todas las cosas" El orgullo del hombre usualmente piensan que son perfectos y que son un ejemplo de lo que es correcto, y esperan que todos los demás actúen como ellos y que les guste lo que a ellos les gusta y piensen como ellos.

Dios hizo al hombre y a la Mujer diferentes en muchas cosas, ya sea que estés casada o soltera, tendrás que compartir con hombres a través de tu vida. Creo que es importante el nivel de confianza como mujeres el entendernos a nosotras mismas y las diferencias entre nosotros y los hombres. Necesitamos recordar que esas diferencias no significa que sean mejor o peor que nosotras, simplemente son diferencias.
Desde el momento que aceptemos esas diferencias, podremos entender y apreciar lo que cada genero tiene para aportar.

Dios, Ayúdame a conocerme y entenderme a mi misma y a los demás. Y aplicar ese conocimiento en una forma practica con sabiduría que me ayude a mantener relaciones saludables con mi prójimo. Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada