sábado, 16 de mayo de 2009

EL AMOR INCONDICIONAL


CULTIVA Y EXPRESA EL AMOR INCONDICIONAL
El Amor es la energía que ha creado el universo, el Amor es Omnipresente –está siempre presente en todo lugar, espacio y tiempo. El Amor es Dios ratificándose en lo que Él ha creado (tú, yo y todos); y diciendo que lo creado por Él es bueno. El Amor nunca maldice, nunca niega la existencia del bien. El Amor perdona en forma continua, el Amor es el Poder ilimitado del Universo y puede más que cualquier otro poder. El Amor es el Espíritu que derrama generosamente en Su creación y que sin embargo nunca se agota. El Amor es Dios expresándose como sentimiento puro a través de nuestros corazones. Amamos, porque Dios nos amó primero, y nuestro amor debe ser siempre un concepto infinito de Este gran Amor que todo abarca. Cada vez que pensemos en el Amor o que expresemos amor, nos estamos uniendo con el gran poder del Amor y llegamos a ser como Él, pues lo veremos a Él cómo es en realidad. Sea cual fuere lo que la palabra Dios signifique para nosotros, la razón de ser del Amor es permitirnos compartir la Gloria de Dios. El Amor es el Espíritu Divino que mora en cada uno de nosotros y en toda cosa viviente. Cualesquiera que sea el lugar en donde nos encontremos, Él nos sana cualquier herida, nos protege y nos guía hacia nuestro mayor bien. El Amor hace que las plantas crezcan, y que se mantengan en equilibrio todas las cosas del universo como nuestra tierra, planetas y las estrellas. El Amor vivifica nuestro espíritu, Él vive y está siempre con nosotros, porque en Él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.
(Tomado del libro La Alegría de Vivir P-182.2-183)

La inteligencia sin Amor, te hace perverso.

La justicia sin Amor, te hace hipócrita.

El éxito sin Amor, te hace arrogante.

La riqueza sin Amor, te hace avaro.

La docilidad sin Amor, te hace servil.

La pobreza sin Amor, te hace orgulloso.

La belleza sin Amor, te hace ridículo.

La verdad sin Amor te hace hiriente.

La autoridad sin Amor, te hace tirano.

El trabajo sin Amor te hace esclavo.

La sencillez sin Amor te envilece.

La oración sin Amor, te hace introvertido.

La Ley sin Amor, te esclaviza.

La política sin Amor, te hace ególatra.

La fe sin Amor, te hace fanático.

La cruz sin Amor, se convierte en tortura.

La vida sin Amor, no tiene sentido.

-Anónimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada