lunes, 6 de abril de 2009

Semana Santa


El Evangelio de San Juan, 3-16 dice: Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en Él no muera, sino que tenga vida eterna. Así, la Semana Santa desde hace dos milenios ha sido conmemorativa de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo Nuestro Señor.

Ha sido y es un período en el que la Iglesia hace un llamado reflexivo a un avivamiento de la fe cristiana recibida en el Bautismo, Sacramento que, ya limpios del pecado original, nos capacita, con el debido conocimiento de la doctrina cristiana, a tratar de aplicarla lo mejor posible a la vida misma, lo que sólo se logra si practicándola se mantiene la relación con Dios nuestro Señor y así viviendo a plenitud conforme sus mandatos, se llega con Él hasta la eternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada