domingo, 19 de abril de 2009

OREMOS POR EL PUEBLO DE DIOS

¡Clamemos a Dios!
"Pídeme, y te daré por herencia las naciones" Salmos 2:8 ¡Oremos por Afganistán!¡y por toda nación que nesecite de Dios! No se olviden de orar. Y siempre que oren a Dios, háganlo dirigidos por el Espíritu Santo.Manténganse en estado de alerta, y no se den por vencidos. Oren siempre, pidiendo por todos los que forman parte del pueblo de Dios.

Hagamos como dijo el apostol Pablo:_Efesios 6:18 “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;”

Todas las señales dada por el Hijo de Dios, están contempladas específi­camente en el libro de Mateo, capítulo 24, pronunciadas por el mismo Jesucristo y que Dios está cumpliendo como confirmación de su desacuerdo con el pecado de la humanidad.
Hechos 2:38; Hechos 3:19; Mateo 4:17.
Hablemos a Dios por medio de la oración, para vencer los obstaculos que impidan nuestra salvación.

¡Que el Señor nos ilumine y nos llene de bendiciones!

EVANGELIO: Juan 3, 31-36

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:
- «El que viene de lo alto está por encima de todos. El que es de la tierra, es de la tierra y habla de la tierra. El que viene del cielo está por encima de todos. De lo que ha visto y ha oído, da testimonio, y nadie acepta su testimonio.

El que acepta su testimonio, certifica la veracidad de Dios. El que Dios envió habla las palabras de Dios, porque no da el espíritu con medida.

El Padre ama al Hijo y todo lo ha puesto en su mano. El que cree en el Hijo posee la vida eterna; el que no crea al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios pesa sobre él».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada